Home » Educación Vial » Realmente es Necesario Saber Cambiar una Rueda?

Realmente es Necesario Saber Cambiar una Rueda?

Un reciente estudio nos muestra un dato de interés a la hora de valorar los conductores más jóvenes, sólo 4 de cada 10 se atreverían a cambiar una rueda tras un pinchazo. Este dato no alberga significado alguno en cuanto a la calidad de la conducción, sino que más bien pone de manifiesto una intención para delegar este aspecto en un segundo o tercer individuo donde se confía toda la responsabilidad del cambio.

En el caso de los encuestados varones, el 58% sí se atrevería a cambiar la rueda por una de repuesta en caso de sufrir un pinchazo que le obligue a detenerse. Si nos trasladamos a las encuestadas del género femenino, este porcentaje se reduce hasta el 24% del total. La diferencia es clara entre ambos sexos, pero aún así se demuestra que la intención es disminuir la implicación en este tipo de factores añadidos al uso convencional del vehículo.

Hablamos de una acción que no es enseñada desde nuestras primeras lecciones de conducción. La necesidad de saber en torno al vehículo está siempre relacionada con el factor económico en cualquier aspecto y circunstancia, pocos productos albergan una relación tan acusada entre el desconocimiento y el costo económico. Es por esto donde se defiende que hasta el más mínimo gesto de sustituir una rueda parece cobrar sentido ahorrando buscar a alguien que lo haga, alguien que no necesariamente pueda hacerlo mejor o alguien que sencillamente no albergue costo económico.

La sustitución de una rueda no es difícil, sin embargo decidir llevarla a cabo es otro asunto. En un mundo donde la excesiva especialización para el control de cada componente está aumentando cada día, todo lo relacionado con el vehículo sufre cada vez más de cierta indiferencia hacia el conductor. Habrá quien se niegue a ello, pero tanto a nivel social como económico, la idea a seguir es la de fomentar que el conductor sea eso y nada más, conductor, delegando en otros las tareas asociadas a mantenimiento, revisión y sustitución sin demasiada implicación del usuario más allá del estipulado pago.