Home » Autos » Uso Correcto de los Sistemas de Retención

Uso Correcto de los Sistemas de Retención

Para disminuir el riesgo de lesiones, los vehículos vienen equipados con diferentes sistemas de seguridad pasiva. El uso correcto de estos dispositivos evita que las lesiones que puedan producirse en un accidente sean de mayor consideración.

Posición del Apoyacabezas

Debe ajustarse de forma tal que la parte más elevada del cabezal quede a la altura de los ojos del conductor, separado a una distancia no superior a los 4 centímetros. Además, el respaldo del asiento debe tener un ángulo de inclinación que no supere los 25º (poco inclinado).

 

Uso del Cinturón

El cinturón debe colocarse correctamente en su hebilla y a continuación tensar la banda que cruza por encima del pecho, cuidando que la misma sea estirada por el sistema inercial. De esta manera, la cintura quedará oprimida por la cinta del cinturón, que deberá pasar por encima de la cadera. Por otro lado, se debe prestar atención a que el cinturón no pase por encima de celulares o lapiceras, ya que en el momento del choque generará una concentración de tensiones en esta zona. En cuanto a la altura, la cinta debe pasar por el medio de la clavícula.

En mujeres embarazadas, la banda inferior pélvica del cinturón debe quedar lo más baja posible, bien oprimida a la pelvis y nunca sobre el estómago ni el vientre. La banda superior torácica debe bajar cruzando el centro del hombro izquierdo entre los senos y sobre el esternón, evitando que quede situada encima de uno de ellos, solamente. Luego, acomodarlo por sobre las costillas derechas por fuera del vientre para que no ejerza presión.

El cinturón de seguridad mal colocado puede producir lesiones en las partes frontales de los huesos, aplastamiento vertebral anterior, rotura de ligamentos posteriores y disyunción ósea.

Regulación del Asiento

Para evitar lesiones producto de una mala regulación del asiento, lo más recomendable es acomodarlo (en distancia) con relación al embrague. Lo que se debe hacer es pisar el pedal del embrague a fondo y la rodilla debe quedar levemente flexionada.

Una de las principales consecuencias de una mala regulación es que en choques frontales la rueda delantera izquierda impactará contra el piso y la pedalera, llevando el pie bruscamente hacia atrás. Si la pierna quedase rígida por llevar el asiento muy atrás, se podrían magnificar las lesiones en la cadera, la rodilla y el tobillo, muy comunes en este tipo de impactos. Las posturas muy cercanas a la pedalera  generan que la pierna izquierda quede en una posición forzada, excesivamente alta, en muchos casos rozando el volante, lo que produce calambres en la pierna y fatiga en la conducción. Las embarazadas  deben regular el asiento lo más atrás posible en la medida de obtener una posición cómoda de conducción, evitando posturas que mantengan demasiado cerca la panza del volante o del tablero de instrumentos. En el caso de poder regular el volante, éste debe estar lo más alto posible para evitar el enfrentamiento con el vientre.